Trump: “Cuando eres una estrella, ellas te dejan hacerles cualquier cosa”

Una grabación de 2005 muestra al candidato republicano refiriéndose a las mujeres en términos soeces y machistas

El candidato republicano Donald Trump ha tenido desde el primer día de su apuesta por la presidencia un reto significativo con el electorado femenino de Estados Unidos. A partir de este viernes ese reto puede convertirse en un obstáculo insalvable. Una grabación de 2005 obtenida por The Washington Post registró la conversación que mantuvo con un presentador de televisión refiriéndose a las mujeres en términos soeces y machistas durante una conversación de fuerte contenido sexual en la que presumió de que “cuando eres una estrella, te dejan hacerles cualquier cosa. Agarrarlas por el coño”.

La cinta, grabada meses después de que Trump se casara con su tercera esposa, Melania, puede marcar un antes y un después en la campaña electoral. Hillary Clinton, la primera mujer candidata a la presidencia por uno de los dos grandes partidos, logró atacar a Trump en el primer debate entre ambos citando sus referencias a una ganadora del concurso de Miss Universo, Alicia Machado. Clinton ha asegurado en Twitter tras publicarse la cinta “Esto es terrible. No podemos permitir que este hombre sea presidente”.


Video cortesia de Washington Post

Este viernes, las televisiones reproducían la grabación agujereada con pitidos para omitir el lenguaje explícito de quien ahora aspira a ocupar el Despacho Oval en la Casa Blanca. En la versión íntegra del audio, los estadounidenses pueden escuchar a Trump, con sus propias palabras, admitir sus intentos de acostarse con una mujer en términos de “traté de follármela, lo intenté. Estaba casada” o “le entré seriamente y fracasé”.

La grabación fue realizada cuando Trump se desplazaba en un autobús a unos estudios de televisión en 2005. Antes de que hubiera bajado, se le escucha decir que “cuando eres una estrella, te deja hacerles de todo. Puedes hacer lo que quieras”. Otra voz, que según el Post corresponde al presentador Billy Bush, éste afirma “lo que quieras” y Trump responde: “Agarrarlas por el coño. Puedes hacer lo que quieras”.

El candidato republicano ha emitido un breve comunicado en el que asegura que se trataba de una “broma de vestuario, una conversación privada que tuvo lugar hace muchos años”. En el mensaje, Trump se disculpa “por si alguien se ha sentido ofendido” y asegura que Bill Clinton, expresidente y esposo de la candidata demócrata, “me ha dicho cosas peores en el campo de golf, mucho peores”.

“Le entré seriamente. De hecho, le llevé a buscar muebles. Ella quería muebles y le dije, ‘yo te enseñaré donde tienen buenos muebles”, sigue la conversación de Trump. “Le entré como a una zorra pero no pude. Y estaba casada”. Mientras escucha el resto de acompañantes, el empresario continúa su historia: “De repente, me la encuentro y resulta que tiene estas tetas postizas enormes y todo. Ha cambiado completamente de aspecto”.

El empresario neoyorquino que ha roto todas las reglas de cualquier campaña electoral acudía entonces a grabar un episodio de la telenovela Days of Our Lives junto al presentador Billy Bush, que en la actualidad realiza el programa Access Hollywood. Al aparcar ante los estudios, se escucha a Bush decir que “tu chica está buena vestida de morado” sobre la actriz que les esperaba, y a Trump contestar “guau, guau” en reacción.

“Tengo que tomarme algunos caramelos, por si acaso me pongo a besarlas”, dice Trump antes de bajar del autobús. “Ya sabes que me siento atraído automáticamente por [mujeres] bellas… directamente empiezo a besarlas. Es como un imán. Solo besos. Ni siquiera espero”. Al bajar, el magnate da dos besos y abraza a la actriz. Al tiempo, afirma: “Melania dice que esto está bien”.

Reacciones en el Partido Republicano

Este es el enésimo episodio polémico que sacude al Partido Republicano, resignado a contar como candidato con alguien tan heterodoxo y controvertido como el empresario neoyorquino. Horas después de que saliera a la luz la grabación el portavoz de la Cámara de Representantes y líder de la mayoría republicana, Paul Ryan, anunció que cancelaba su aparición en un acto de campaña este sábado junto a Trump en Wisconsin, el Estado que representa.

“Me da asco lo que he escuchado hoy”, afirma Ryan en un comunicado emitido en la noche del viernes. “Las mujeres deben ser apoyadas y celebradas, no convertidas en un objeto. Espero que Trump trata esta situación con la seriedad que merece y trabaje para demostrar al país que siente un mayor respeto por las mujeres de lo que demuestra este clip”.

Reince Priebus, presidente del Comité Nacional del partido, declaró en un comunicado que “ninguna mujer debe ser descrita en esos términos ni se debería habar de ella de esa manera. Nunca”. “¿Ligarse a mujeres casadas? ¿Tolerar una agresión?”, preguntaba retóricamente en Twitter Mitt Romney, candidato a la presidencia en 2012. “Esas degradaciones tan viles insultan a nuestras mujeres e hijas y corrompen la imagen de América en el mundo”.

Ni Priebus, ni Ryan, ni líderes del partido como el senador y excandidato a la presidencia John McCain -que asegura que “Trump y solo Trump debe sufrir las consecuencias” de estas palabras- han retirado explícitamente su apoyo al nominado. Sí lo hicieron Romney y Jeb Bush, que también empleó su cuenta de Twitter para rechazarle. El hermano e hijo de presidentes, y rival de Trump en las primarias, condenó esas palabras afirmando que “como abuelo de dos preciosas niñas, no encuentro disculpa para los comentarios degradantes de Donald Trump sobre las mujeres”.

El senador republicano Mark Kirk, que ya rechazó a Trump como nominado cuando cuestionó la imparcialidad de un juez “por ser mexicano”, pidió este viernes que el Partido Republicano ponga en marcha las medidas de emergencia para sustituir al candidato. Kirk también calificó al empresario como “payaso maligno” y asegura que no está cualificado para ser presidente.

Fuente El Pais

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *