Que hacer para evitar el acceso de Facebook a nuestro WhatsApp

Los usuarios pueden renunciar a que la compañía de mensajería entregue sus datos a la red social.
La noticia, conocida ayer, fue una bomba para los millones de usuarios de WhatsApp repartidos por el mundo: Facebook comenzaría a explotar los datos de los usuarios de esta aplicación de mensajería con fines comerciales. Es cierto que muchos se han llevado las manos a la cabeza ante lo que parece a todas luces una invasión de la privacidad del usuario, pero no hay que olvidar que Facebook, empresa propietaria de WhatsApp, vive precisamente de explotar comercialmente la información de sus usuarios. Sin embargo, se puede renunciar a que este tráfico de datos tenga lugar.
Aunque el equipo de Mark Zuckerberg haya anunciado el cambio de las condiciones de uso del servicio como un mero trámite administrativo en la relación con el usuario, lo cierto es que se trata de algo mucho más trascendente.

¿Qué ocurre si decimos ‘sí’ a ceder nuestros datos?

A no ser que renunciemos expresamente a aceptar las condiciones de los nuevos TOS (condiciones de uso), los usuarios de WhatsApp que tengan a su vez una cuenta en Facebook podrían comenzar a ver en la red social publicidad relacionada con empresas o comercios con los que se ha comunicado mediante WhatsApp. Es decir, que los números con los que contactemos en la app de mensajería serán monitorizados para luego ofrecernos anuncios más segmentados en nuestra cuenta de Facebook. De la misma manera, la red social nos propondrá como amigos a usuarios con los que hayamos contactado mediante WhatsApp.

¿Qué podría suceder en el futuro?

Los celosos de su privacidad tienen más motivos para estar preocupados con las medidas que podría adoptar WhatsApp de cara a futuro en su intención de monetizar el servicio. Facebook se refiere abiertamente a la inserción de publicidad en la conocida aplicación de chat afirmando que “todavía” no se contempla la publicidad por parte de terceros, pero queda claro que se trata de un asunto que se está considerando. Y por lo que explican en su blog, podemos esperar recibir mensajes en la app con ofertas o contenido que nos interese. El gran problema al que se pueden enfrentar los usuarios es que una herramienta útil y necesaria para la comunicación diaria se vea invadida por anuncios. Tal vez por este motivo pueda resultar interesante considerar la opción de excluirse voluntariamente de las comunicaciones comerciales.

¿Cómo renunciar a que se exploten nuestros datos?

Facebook ha dejado la vía abierta para que los usuarios ejerzan sus derechos a renunciar a que se empleen de manera comercial sus datos, aunque por defecto y si no se indica lo contrario, todas las cuentas de WhatsApp terminarán formando parte de esta explotación comercial del servicio. Se recibirá una comunicación con las nuevas condiciones para la aprobación por parte del usuario y con una casilla marcada: basta con desmarcarla y aceptar para renunciar a la publicidad. Otra manera de hacerlo, si ya se han aceptado las condiciones, es accediendo a los ajustes desde la aplicación y ahí desmarcar la casilla “compartir la información de mi cuenta”, aunque esto último debe hacerse antes de los 30 días siguientes a haber aceptado las condiciones.

Fuente: El Pais

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *