Miles de chilenos marchan exigiendo el fin del sistema de pensiones privado

Santiago de Chile. Una gigantesca marcha familiar, en unas 250 de las 334 comunas que tiene el país, exigió a las autoridades políticas y a los grupos económicos, el término del sistema privado de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFPs) que rige en el país.

A raíz de la masividad de la protesta, incluso comenzó a delinearse la posibilidad de un paro nacional en respaldo a esta demanda convocado por la Central Unitaria de Trabajadores. Se marchó desde la soleada y primaveral Arica en el norte hasta Punta Arenas, con nieve y lluvia, en el extremo austral.

En Santiago, miles de familias se sumaron a la protesta, cubriendo prácticamente la principal avenida capitalina, desde la Plaza Italia a La Moneda, decenas de cuadras, marchando con cánticos y multicolores pancartas contra el fracasado sistema previsional que tiene en la miseria a por lo menos un 40 por ciento de quienes culminan su vida laboral y a otro 30 por ciento con ingresos que no llegan al 30 por ciento de sus sueldos mientras trabajaron.

El metro que hace este recorrido igualmente, con la gente que iba a llegando a manifestarse o de paseo, se convirtió en una caja de resonancia subterránea de lo que ocurría en la superficie. Carabineros, para evitar cualquier contingencia, cerró 11 estaciones. Prueba del abrumador sentir popular, una encuesta dada a conocer este día, realizada por la Universidad de Santiago, apunto a que un 61 por ciento e los entrevistados rechazan a las AFPs y desean que se regrese a un sistema de reparto solidario público.

Esta segunda macha familiar convocada por la Coordinadora No + AFP, comenzó a la 11:00 horas con puntualidad y avanzó por la Alameda en dirección al poniente, proclamando consignas tales como: “Por una vejez digna con más justicia social”, “Justicia y transparencia” y “No más AFPs” inscritas en coloridos carteles de diversos tamaños.

“Esto es una lucha épica dado el adversario, el gran capital internacional, moralmente nos incumbe a todos. Tenemos contabilizadas más de 250 comunas que espontáneamente se están manifestando”, indicó Luis Mesina, coordinador de No + AFP y dirigente de los empleados bancarios. Agrego que “esperamos tras los visto el 24 de julio y ahora, la presidenta Michelle Bachelet nos convoque a La Moneda a conversar, que nos escuche. Debe hablar con nosotros, nos con los ejecutivos del sistema de pensiones privado”.

La marcha se realizó pacíficamente y efectivos de Carabineros instalados a lo largo del recorrido resguardaron el avance de los manifestantes en 50 ciudades de importancia.

Otro dirigente, Ernesto Medina, señaló que el objetivo es dar a conocer “la voz nítida de la ciudadanía, que plantea que hay que terminar con este sistema privado de pensiones y que queremos pensiones dignas, pensiones justas para todos los chilenos”. Agregó que “lamentablemente no escuchan bien, les entra por un oído y les sale por el otro. Lo que queremos es que haya libre elección previsional y que se acabe el sistema que ampara a mafiosos y delincuentes, es decir las AFPs”.

Asimismo, el presidente de la Asociación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), Raúl de la Puente, indicó que “las personas que jubilan no pueden vivir de la mendicidad de sus familiares, hijos o terceros. Esto hay que cambiarlo de una vez por todas, no queremos más AFPs, ni privada ni una estatal, la propuesta del gobierno.

Para esta noche, a las 21:00 hrs, se llamó a un caceroleo para manifestar que la paciencia popular comienza a agotarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *