La libertad energetica es libertad financiera con las casas autosustentables “Earthships” Naves Terrestres

Las casas ecológicas en el estado de Nuevo México  hechas con basura , como neumáticos viejos, latas de cerveza y botellas de vidrio  son cada vez mas comunes.

Taos, Nuevo Mexico – Es una noche ordinaria en el hogar Elsasser en Nuevo México. A medida que el sol rojizo  se va distribuyendo en el vasto desierto, los chicos Grey de 4, y Dusty, de 6, con entusiasmo junto con  su padre hornean unas galletas.

Mientras  mantiene un ojo en sus hijos traviesos, que sigilosamente excavan en la jarra de azúcar y rellenan sus bocas, y otro ojo sobre los animales domésticos – tres perros y un gato negro esponjoso que camina sobre la parte superior de la cocina – Ted Elsasser explica por qué su casa de un dormitorio es tan especial.
 
“Estamos completamente fuera de la red, del sistema. Producimos nuestra propia electricidad con paneles solares, el agua de la cosecha, y le damos tratamiento a nuestras aguas negras todo dentro de nuestra misma casa, las paredes exteriores se construyeron utilizando neumáticos de camión reciclados, cerveza vacía latas y botellas de vidrio machacados con barro.

images
 
Elsasser ha vivido en este tipo de viviendas  durante los últimos 20 años y dijo que no se puede imaginar estar de nuevo conectado a los proveedores comunes de energia.
 
Elsasser y su familia viven en un Earthship (Nave terrestre) rodeada de otras 70 familias que residen en la Mayor Comunidad de este tipo de casas en el  mundo que se extiende por más de 257 hectáreas del desierto de Nuevo México. Él construyó su propia casa Earthship por $ 110 dolares por pie cuadrado usando un 85 por ciento de su propia fuerza de trabajo, alrededor de la mitad de lo que le constaría contratar un equipo profesional. Estas estructuras semienterradas con botellas de vidrio de colores artísticamente integrados son la creación de Michael Reynolds.

 
RELACIONADO: La Revolución de las “Earthship” Naves Terrestres en los EE.UU.
 
En un día laborable luminoso y soleado, Reynolds, de 69 años, camina rápidamente y hace balance de acontecimientos especiales en un sitio de construcción ocupado en la comunidad. Una docena de personas – arquitectos, electricistas, jardineros, voluntarios – estan terminando el trabajo sobre un nuevo NaveTerrestre. Reynolds cruza el edificio, parando de vez en cuando para darle una segunda mirada a lo que ahí se construye, tomando notas mentales y dando instrucciones a las personas en el trabajo. El arquitecto de cabello plateado dice que sintio la necesidad de crear las Earthships a causa de lo que ocurría a su alrededor.
 
“Empecé a buscar una solución a lo que me parecieron enormes problemas de  cómo se vive en este planeta, y uno de ellos estaba en la basura. ¿Por qué tiramos estos materiales fantásticos como las botellas que nunca se deterioran?” dijo Reynolds.

CASAS HECHAS DE BASURA
 
De acuerdo con un informe publicado por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA), 251 millones de toneladas de basura fueron producidos en los Estados Unidos en 2012. Sólo el 44 por ciento de los neumáticos del automóvil, uno de los principales materiales utilizados para la construcción de un Earthship, se reciclaron con éxito ese año.
 
“Ahora el reciclaje ha resultado ser una industria”, dijo Reynolds. “Una industria que utiliza tanta energía, en mi opinión, como la que utilizo para fabricar esas cosas, No le veo lo ecológico”.
 
Uno de los principios fundamentales de Earthship es el uso de masa térmica. Las casas está construidas alrededor de 1,2 metros por debajo la superficie de la tierra, donde la temperatura se mantiene más o menos estable, por lo que no hay necesidad de utilizar combustibles fósiles para calentar o enfriar una casa.
 
Otro aspecto importante es el uso de agua. Todos los Earthships utilizan y reutilizan el agua recolectada de la lluvia y la nieve. Las aguas residuales de los hogares son tratadas y utilizadas para cultivar alimentos en “jardineras de aguas grises”, así como para la descarga de inodoros. Las aguas residuales de los baños está contenida entonces en una celda botánico al aire libre llamado un “sembrador de agua negra”.
 
Reynolds experimento para encontrar formas sustentables de vida,  una vez que fue interrogado y vituperado por la comunidad de arquitectura ortodoxa.
 
“Yo era un idiota para la construcción de la basura”, recordó. “He sido perseguido por hacer esto – para el tratamiento de aguas residuales en la casa o la construcción de la casa de la basura.”
 
Reynolds se refería al momento en que el estado de Nuevo México le quitó su licencia de arquitecto hace mas de una década. La cual le fue repuesta de nuevo en 2007, sólo después de haber aceptado cumplir con las normas estatales de construccion.
 
“Pero la gente está empezando a darse cuenta de que tal vez hay algo importante que mirar aquí. Fuera de lo convencional”.

 

Hoy en día hay Earthships en 50 estados de Estados Unidos y más de 25 países de todo el mundo.

 

VIDA SUSTENTABLE

 

En una noche de invierno frío, viento, Phil Basehart, un arquitecto de 44 años de edad y capataz de la empresa NaveTierra Biotecture. Tomó equipo de  Al Jazeera en una gira para mostrar un nuevo modelo de edificio en el que esta trabajando.

 

“Esto es lo que llamamos el NaveTierra global”, dijo Basehart. “Es la mejor que hemos encontrado hasta el momento. Y es una combinación de 40 años de investigación que hemos realizado sobre la manera de construir algo que nos permita vivir de forma sustentable.”

 

El modelo global de Earthships es un movimiento hacia la penetración en el mercado de la vivienda principal.

 

“Estamos tratando de presentarlo como algo en lo cual  alguien que nunca ha vivido de esta forma puede entrar  y sentirse absolutamente cómodo. No cuesta tanto como  otras casas, de la clase que usted encontrará en el mercado, pero la diferencia es que no va a pagar las facturas de servicios públicos una vez que se ha mudado a una de ellas dijo Basehart..

 

Basehart además piensa que la mejor manera de promoverlas es mediante la transmisión de los conocimientos necesarios para la próxima generación. Y eso es exactamente lo que hace cuando no esta trabajando de  arquitecto. Él es un maestro en la Academia NaveTierra, que alberga entre 30-60 estudiantes de todo el mundo siete veces al año.

 

“La vivienda tiene un enorme impacto en el planeta. La idea es plantar una semilla y dejar que crezcan, sin embargo la demanda está creciendo y eso nos da la esperanza de que las personas, ya sea con nosotros o sin nosotros, van a hacer las cosas mejor “, dijo Basehart, antes de regresar al trabajo.

 

Tenía algo de tiempo y dinero en mis manos, así que pensé que me gustaría ir y averiguar si era verdad lo que se dicen, o  simplemente era una farsa.

 

David Nacmanie, un profesor de música de Maryland, era un estudiante en la Academia NaveTierra en agosto de 2014. Había estado explorando opciones de vida sostenibles cuando me encontre con él.

 

” Tenía algo de tiempo y dinero en mis manos, así que pensé que me gustaría ir y averiguar si era verdad lo que se dicen, o  simplemente era una farsa. Nacmanie dijo a Al Jazeera. “las Earthships hacen absolutamente todo lo que dicen que hacen.”

 

Después de que el curso de seis semanas, Nacmanie dijo que estaba equipado y preparado para construir un Earthships y adaptarlos a su entorno. Está pensando en construir una comunidad NaveTierra en Maryland, cerca de Washington DC, que podría proporcionar viviendas asequibles a las personas que no pueden mantenerse al día con el aumento de los precios inmobiliarios.

 

“Yo no sólo quiero construir una casa Earthship para mí, pero también quiero devolver algo a mi comunidad”, dijo. Por supuesto Earthships no son la única respuesta para una vida sustentable.Las comunidades de todo el mundo están experimentando con diferentes tipos de viviendas ecológicamente racionales, dijo Joshua Lockyer, un antropólogo cultural en LINK Arkansas Tech University, que ha llevado a cabo investigaciones sobre el tema.

 

“Sólo he encontrado muy pocos Earthships en las eco-aldeas que he visitado. Así que es sólo un componente de la misión de vivir de forma sostenible y de una manera satisfactoria que incluye todo, desde técnicas para material de producción, la silvicultura y la gestión de construcción  de la tierra, para calcular y encontrar la manera de cooperar mejor unos con otros y tomar decisiones juntos “, dijo Lockyer.

 

De vuelta en Taos, Elsasser construye viviendas para otras personas también y no sólo Earthships. Dirige su propia compañía de construcción. Recientemente fue contratado para construir una casa a partir de materiales de desecho, tales como contenedores de transporte y pacas de heno. Elsasser hace hincapié en que las diferentes soluciones en diferentes lugares son la clave para una vida sostenible.

” Las Earthships son grandes, pero hay una gran cantidad de otras soluciones brillantes por ahí también.”

 

Fuente: Al Jazeera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *