¿Están los latinos de California listos para ‘El Gran Sismo’ de magnitud 7.8 o mayor ?

Después del reciente terremoto ocurrido en Italia de magnitud 7.2 ocurrido esta semana, y el de 5.2 en Perú el 15 de agosto, se intensifica en cuanto a cuándo llegará “El Gran Sismo” a California.

Investigadores de los movimientos telúricos explican los mitos y realidades de cuándo, cómo y bajo cuáles circunstancias podría llegar un terremoto grande en la costa oeste.

El Dr. Pablo Ampuero, profesor en el laboratorio de sismología de Caltech en Pasadena, explicó que mayormente el temor es por nuestra proximidad a la falla de San Andrés—una falla transformante continental que atraviesa el estado de California y la cual ha causado devastadores terremotos en el pasado.

Entre los últimos terremotos significantes en California se encuentra el de 1857 en Monterey Bay con magnitud de 7.9 y el de San Francisco en 1906 de 7.8 grados en la escala de ritcher, sin olvidar el de Northridge de 6.7 grados que ocurrió en 1994.

Durante una charla con medios de comunicación este viernes, Ampuero explicó que los estudios revelan que la falla de San Andrés se activa cada 150 a 200 años.

“Estamos hablamos de un terremoto de magnitud 7.8 o mayor”, señaló el científico.

Estadísticas del Sondeo de Geología de Estados Unidos demuestran que un terremoto a causa de la falla de San Andrés podría causar daños sobrepasando los $200,000 millones de dólares, con 300,000 edificios dañados significativamente y alrededor de 270,000 damnificados.

También habría interrupción del agua, gas y electricidad por semanas o posiblemente por meses en diferentes áreas.

js;ldjdj;

Ampuero dijo que la información más sobresaliente después de un terremoto para los sismólogos es la magnitud o la talla del sismo y para el público es la intensidad o los daños causados.

Preparativos
Emiliano Rodríguez Nuesch, director de Pacifico, una compañía que desarrolla tecnología para desastres y emergencias, dijo que es importante saber que un desastre –como un terremoto- es primordialmente sociocultural en lugar de natural.

En el caso de un sismo, este no solo depende de la falla pero también de nosotros, por ejemplo; cómo construimos nuestra casa y qué plan de emergencia tenemos, dijo Ampuero. “No podemos detener la amenaza sísmica, pero podemos reducir la vulnerabilidad”.

Para desnaturalizar el desastre es necesario tener métodos de prevención, preparación, respuesta y reconstrucción, explicó Rodríguez Nuesch.

Mitos y realidades
Rodríguez Nuesch dijo que entre los mitos existentes en la comunidad latina es el miedo de que California o Los Ángeles se podría desprender del resto del país.

“Esto no va a suceder ahora, tomaría miles de años”, explicó.

Ampuero agregó que el miedo principal es debido a que California se encuentra en suelo blando y las fallas –que son demasiadas- corren por debajo de nuestros pies.

Un problema adicional es la extensión de las ciudades y población que se acerca mas a las fallas, dijo Rodríguez Nuesch.

“El numero de víctimas crece porque las ciudades crecen”.

Fuente: La Opinion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *