El principal financiador de la candidatura de Hillary Clinton es “IPAC” un Súpercomite de Acción Política Pro-Israel

Multimillonarios sionistas son los mayores donantes de los Súper PACs de la candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton.

El rotativo estadounidense The Hill informó este sábado que los multimillonarios proisraelíes son “los mayores donantes” de los llamados Súpercomités de Acción Política (Súper PACs, según sus siglas en inglés) de Clinton. Al parecer, han asegurado una donación de 154 millones de dólares con el objetivo de emprender una campaña publicitaria para que la aspirante gane las próximas elecciones presidenciales de Estados Unidos.

En este contexto, el director de comunicaciones del Súper Pac Priorities USA, Justin Barasky, dijo el sábado a través de un comunicado que el grupo ha dado 110 millones de dólares en concepto de donaciones y ha asegurado un pago adicional de 44 millones para cumplir los “compromisos” de sus donantes.

Además, añadió que el influyente cabildero israelí en EE.UU. Haim Saban y el multimillonario estadounidense George Soros son los mayores donantes de los Súper PACs de la candidata demócrata.

Clasificado por la revista Forbes como el 162 hombre más rico de EE.UU., Saban es el fundador de Saban Entertainment – una compañía independiente israelí-estadounidense de producciones televisivas y el copropietario de Univision Communications – la compañía de medios de habla española más grande del país norteamericano.

De acuerdo con las revelaciones publicadas por OpenSecrets.org, Haim Saban y su esposa Cheryl donaron 5 millones de dólares a los Súper PACs de Clinton entre 2015 y 2016. Al menos 3 millones de dólares de esa donación ha sido aportada a raíz de una carta de Clinton a Saban en julio de 2015, en la que ella buscó una recomendación sobre “cómo podemos trabajar juntos” para contrarrestar a los grupos de apoyo al movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) contra Israel.

Mientras tanto, Priorities USA ha puesto más de 35 millones de dólares en publicidad digital, una cantidad significativa y creciente que está dirigida a motivar a los votantes hispanos – un grupo que se opone abrumadoramente al candidato republicano a la Presidencia estadounidense, Donald Trump.

El Gobierno de Estados Unidos, muy influido por el poderoso lobby proisraelí en Washington, es criticado por servir intereses israelíes. Los grupos sionistas desembolsan cantidades astronómicas de dinero y derrochan recursos propagandísticos para orientar la política exterior estadounidense a favor de Israel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *