El gobierno de Obama otorgará visas a ciertos extranjeros que abran negocios en EEUU

El reglamento, que facilitará la entrada de empresarios extranjeros a EEUU, entrará en vigor tras un periodo de comentarios de 45 días

La Administración Obama quiere colgar el rótulo de bienvenida con visas temporales para emprendedores extranjeros que establezcan negocios en EEUU con financiamiento significativo de inversionistas estadounidenses.

DFJ;DJA;GJ

Con ese fin, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) inició hoy un período de comentarios públicos sobre un nuevo “Reglamento para Emprendedores Internacionales” (“International Entrepreneur Rule”), que facilitará que empresarios extranjeros puedan abrir negocios en EEUU si reúnen ciertos requisitos.

A cambio, el gobierno les otorgaría una visa temporal de hasta dos años, renovable por otros tres años si su empresa demuestra crecimiento y un beneficio “significativo” para el público, como una mayor inversión de capital, creación de empleos, o generación de ingresos.

Según el DHS, las autoridades determinarán “caso por caso” si el empresario en cuestión reúne los requisitos tanto para la visa inicial como para una renovación de hasta tres años adicionales.

El reglamento anunciado por el DHS podría beneficiar a hasta 3,000 emprendedores internacionales que establezcan compañías innovadoras y creen empleos en EEUU. Para recibir la denominada visa “start-up”, los emprendedores deben poseer al menos el 15% de un negocio incipiente.

Se calcula que más del 40% de las principales 500 compañías en EEUU listadas en la revista Forbes fueron creadas por inmigrantes o sus hijos, según indicaron en un blog dos asesores de la Casa Blanca para asuntos tecnológicos, Tom Kalil y Doug Rand.

Los inmigrantes también han impulsado el establecimiento de cerca de uno de cada cuatro pequeños negocios y de alta tecnología en todo EEUU, además de más de la mitad de los negocios de alta tecnología en Silicon Valley, agregaron.

Kalil y Rand citaron como ejemplo a la mexicana Karen Lozano, quien emigró a EEUU para realizar estudios de posgrado en ingeniería mecánica y fue la primera mexicana en recibir un doctorado en ingeniería de la prestigiosa Universidad Rice.
Lozano ahora es catedrática en la Universidad de Texas en Rio Grande Valley y es cofundadora de la compañía FibeRio, que comercializa un proceso para la elaboración de fibras poliméricas.

El gobierno ya ofrece visas “H-1B” para trabajadores extranjeros con altas destrezas laborales, y empresas como Microsoft, Amazon y IBM dependen de estas para ampliar su personal.

Las visas “start-up” están destinadas a los propios empresarios extranjeros, y forman parte de los principios que apoya Obama para una reforma migratoria integral. Estas visas fueron incluidas en la reforma migratoria ue aprobó el Senado en junio de 2013, pero ésta quedó en el congelador ese año ante la oposición de los republicanos en la Cámara de Representantes.

Sólo el Congreso puede reformar las leyes de inmigración pero, mientras tanto, Obama está adoptando medidas administrativas dentro de su autoridad legal para corregir el maltrecho sistema migratorio lo más que pueda, según sus asesores.

Grupos como la Asociación de Abogados de Inmigración de EEUU (AILA) y organizaciones empresariales, elogiaron la eventual puesta en marcha del reglamento, que se publicará en el diario oficial del gobierno (“Federal Register”) y se adoptará tras un periodo de 45 días.

Con este reglamento “se abre una puerta que había estado bajo cerrojo pero que ofrece a los emprendedores una forma de navegar obsoletas y complejas leyes migratorias”, dijo Bill Stock, presidente de AILA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *