El Fondo Monetario Internacional vuelve a la Argentina con pedidos de ajuste

En una conferencia en Washington, el director del FMI para el Hemisferio Occidental se quejó por la “débil posición fiscal” de los países de América latina. Su par del Banco Mundial aseguró que “el crecimiento de Argentina y Brasil no será sólido sin un ajuste importante”.

Los representantes del Fondo Monetario Internacional vendrán a la Argentina el 19 de septiembre para definir los pasos de la auditoría del Artículo IV del organismo. Esto implica que el Fondo revisará una vez por año las estadísticas y dará consejos sobre cómo deben evolucionar las principales variables macroeconómicas. Las recetas de la institución a cargo de Christine Lagarde, pese al estallido de la crisis financiera internacional y el fuerte problema de desocupación que atraviesa el mundo, continúan siendo idénticas a las de los noventa, cuando se impuso el Consenso de Washington y se promocionó la flexibilidad laboral, el déficit fiscal cero y la apertura indiscriminada de importaciones, entre otras políticas ortodoxas.

Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, llegará al país el 27 de este mes para terminar de cerrar el operativo retorno del Fondo a la Argentina. “Todas las economías de América latina están en una posición fiscal más débil de lo que deberían”, adelantó ayer el funcionario, en un congreso en Washington, al insistir en la necesidad de avanzar en un recorte del gasto público para “equilibrar” las cuentas estatales. En ese mismo evento habló el economista jefe del Banco Mundial, Augusto de la Torre, quién se mostró preocupado por la situación fiscal de Brasil y de la Argentina. “El crecimiento no será sólido sin un ajuste importante”, planteó el representante del BM. Este “ajuste” al que se refieren ambos economistas no es otra cosa que recorte de salarios, jubilaciones y transferencias para sectores postergados de la población.

Antes del arribo de Werner llegarán técnicos de la institución el 19, en un grupo que estará a cargo del italiano Roberto Cardarelli, el inspector de estadísticas que Largarde designó especialmente para revisar el caso argentino. El funcionario auditará por una semana las cuentas locales, donde se destacan las publicaciones de inflación y actividad económica del Indec. Cardarelli se reunirá con las piezas claves del equipo económico de Cambiemos. En la lista figuran el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay; el director del Indec, Jorge Todesca; el ministro de Producción, Francisco Cabrera; el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y el titular del Banco Central, Federico Sturzenegger.

La política de tasas de interés y tipo de cambio de la Argentina es uno de los puntos en los que el organismo pondrá el eje, mientras que también se enfocará en analizar la situación del gasto público. Las autoridades del Fondo en los últimos meses celebraron la llegada de Macri al gobierno y las medidas económicas tomadas en los primeros meses de gestión. Aseguraron que era necesario terminar con los controles al dólar y la administración de las importaciones. El resultado de estas iniciativas, aunque el FMI no lo menciona, fue un fuerte incremento de la desocupación, pérdida de la capacidad de compra de la población por el salto del proceso inflacionario y un aumento notable en la fuga de capitales, la cual en el primer semestre se ubicó en 14 mil millones de dólares, una cifra que equivale al 50 por ciento de las reservas.

Cardarelli, tras su estadía de una semana, realizará un reporte para Werner, quien podría anunciar el mismo 28 de septiembre que el país volverá a recibir la revisión del Fondo a través del Artículo IV. Al día siguiente, el director del Hemisferio Occidental, dará una charla en la Fundación FIEL, uno de los centros de estudio de mayor prestigio del establishment local. Al cumplirse 10 años del anuncio de la cancelación total de la deuda con el Fondo Monetario Internacional, lo que le imposibilitó seguir imponiendo la aplicación del Artículo IV, Werner llega con aire de triunfo del mercado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *