Advierten que el agua que consumen millones de estadounidenses podría estar contaminada

Investigación de un grupo independiente. Un estudio demostró que contiene altos niveles de Cromo-6, un químico cancerígeno. El caso había sido denunciado por Erin Brockovich, y fue llevado al cine.
Niveles peligrosos de Cromo-6 están contaminando el agua consumida por millones de estadounidenses, según reveló en la noche del martes un informe nacional que dio a conocer la cadena CNN.

Este componente es un químico cancerígeno que había sido denunciado por Erin Brockovich, un caso que fue llevado a una película en el año 2000, que protagonizó Julia Roberts. La Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) nunca puso un límite para el cromo-6 en el agua de la canilla y aún no se conoce el impacto de beber ese líquido contaminado a largo plazo. Pero un nuevo análisis del Environmental Working Group, un grupo independiente que examinó el sistema de abastecimiento de agua potable en todo el país, encontró que el agua de la canilla de 218 millones de estadounidenses contiene niveles que ellos consideran peligroso.

via GIPHY

“Sea cromo-6 o plomo, la gente está derribando de una enorme crisis en el sistema de agua en todo el país”, dijo ayer Brockovich y señaló la “corrupción, complacencia y la incompetencia” de las autoridades.

En 2008, un estudio de dos años realizado por el National Toxicololgy Program encontró que beber agua con cromo-6 causó cáncer en ratas y ratones de laboratorio. No es claro aún en humanos, pero altos niveles de ese componente podría causar cáncer de estómago.

A nivel estatal, Oklahoma, Arizona y California tienen los más altos niveles de este elemento. De las ciudades, se menciona a Phoenix, St Louis, Houston, Los Angeles, Suffolk County y Nueva York, con niveles relativamente altos. Según CNN, el organismo oficial de control (EPA) no comentó este reporte pero dijo que están trabajando sobre un informe sobre el cromo-6, que será revelado en 2017.

Ya había habido un escándalo con agua contaminada en la ciudad de Flint, Michigan. Después de cambiar la fuente de alimentación del agua potabilizada del Lago Huron al Río Flint, el agua de la canilla quedó contaminada con niveles altísmos de cromo y varios miles de residentes de la ciudad presentaron niveles altos de ese componente en la sangre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *